Somos un Centro de Atención a Víctimas de Malos Tratos y Tortura

Ofrecemos atención integral a las personas víctimas de violencia política, vulneraciones graves de Derechos Humanos, malos tratos y/o tortura.

Brindamos la atención clínica necesaria para la rehabilitación psicológica y psiquiátrica de las personas. Somos especialistas en la documentación de casos de malos tratos y tortura a través de la aplicación del Protocolo de Estambul

SERVICIOS

Somos profesionales de la psicología, la psiquiatría, el derecho, la gestión administrativa, la comunicación, la facilitación comunitaria o la terapia corporal.

EQUIPO

Documentamos vulneraciones de Derechos Humanos y acompañamos a sus víctimas

Sira es un centro especializado tanto en la documentación de malos tratos y tortura a través de la aplicación – entre otros – del Protocolo de Estambul, como en la atención integral de las víctimas de vulneraciones graves de Derechos Humanos. Nuestro objetivo es el de garantizar la rehabilitación integral de las víctimas, fortaleciendo sus mecanismos de afrontamiento y resiliencia.

¿A quién atendemos?

Intervenimos frente a múltiples realidades sociales a través de la evaluación del impacto médico y psicológico que provocan las vulneraciones graves de derechos en las personas y en las comunidades. Nuestra intervención se extiende a casos que involucran violencia policial o represión en protesta, situaciones de violencia en frontera, a lo largo del trayecto migratorio y/o dentro de los espacios de retención migratoria; vulneraciones de Derechos Humanos cometidas dentro de las prisiones; o casos de indefensión y privación de acceso a derechos fundamentales como la vivienda digna o el derecho a la salud.

1000

Pacientes atendidos

300

Peritajes

200

Formaciones

Áreas de Trabajo

Intervención directa

El Centro Sira cuenta con un programa de atención universal para la rehabilitación de las personas afectadas por la violencia, a través del fortalecimiento de sus capacidades de afrontamiento y resiliencia. Esta área de trabajo se divide en dos:

Documentación pericial
  • Documentación médica-psicológica, basada principalmente en el Protocolo de Estambul,
    para casos de litigio estratégico y penales
  • Elaboración de informes, con enfoque psicojurídico para la documentación médicapsicológica en procedimientos de Protección Internacional
  • Peritajes colectivos y estudios para la evaluación del daño colectivo de situaciones de
    violencia.
Acciones terapéuticas para la rehabilitación y fortalecimiento de capacidades de las víctimas
  • Evaluación y seguimiento psiquiátrico.
  • Acompañamiento terapéutico individual con un modelo de trabajo humanista
  • Trabajo corporal a través del movimiento y el entrenamiento en mindfulness
  • Trabajo terapéutico a través del arte (arteterapia)
  • Procesos para promover la participación activa de las personas supervivientes de
    violencia, el tejido de redes de apoyo mutuo y construcción de espacios grupales
    seguros
Otras áreas de trabajo

Con el objetivo de que nuestro trabajo tenga un mayor poder de transformación, Sira además en estos tres años tiene otras cuatro áreas de trabajo que desde lo técnico apuestan por compartir nuestros aprendizajes, visibilizar la realidad de las vulneraciones de Derechos Humanos y contribuir en la lucha contra la tortura. Estas áreas de trabajo son las siguientes:

Área de Investigación
Dedicada al estudio médico-psicológico del concepto contemporáneo de la tortura y otras vulneraciones de Derechos Humanos vinculadas a nuestro trabajo.
Área Psicosocial
Para impulsar procesos que garanticen enfoques terapéuticos y dignificadores en la intervención en contextos de represión y violencia donde ocurren vulneraciones de Derechos Humanos.
Área de Incidencia y sensibilización
Para visibilizar la realidad contemporánea de la tortura y otras formas de vulneraciones de Derechos Humanos y ofrecer argumentos técnicos útiles a nivel social, político, judicial, académico y mediático.
Formación y acompañamiento a equipos
Para facilitar espacios de reflexión crítica y aprendizajes colectivos para mejorar la capacidad terapéutica del acompañamiento.

Para llevar todo este trabajo a término, son imprescindibles las áreas de administración, proyectos, comunicación y jurídica que permiten dar sostenibilidad y alcance al trabajo del Centro.

Sira no podría desarrollar su tarea sin todas las profesionales colaboradoras que permiten dar una respuesta adecuada e integral a quienes acompañamos. Sira es parte de diversas redes formales e informales de profesionales y organizaciones, que permiten que nuestro trabajo tenga mayor sentido.

Misión

Garantizar el acompañamiento  integral y la defensa digna de las personas afectadas por la violencia, los malos tratos y la tortura, desarrollando alianzas, modelos teóricos y herramientas de trabajo desde un enfoque psicosocial, transcultural e interseccional.

Apostamos porque nuestro trabajo de investigación e intervención sirva como mecanismo para la prevención, denuncia e incidencia en situaciones de vulneraciones de DDHH. Entendemos el trabajo en red con otras organizaciones y con las propias personas afectadas por la violencia, como forma fundamental para el cambio.

Visión

Posicionar nuestro trabajo como una pieza clave a nivel estatal e internacional en la lucha contra la tortura, a través de la documentación psicológica y médica de diversas vulneraciones de derechos.

Consolidar el centro como un espacio que garantice una atención integral y universal, especializada y centrada en el fortalecimiento de capacidades de las propias personas afectadas por la violencia.

Valores

Rigor técnico en nuestro desempeño. Reivindicamos el avance  y la innovación científica y metodológica.

Compromiso y responsabilidad con las personas afectadas por la violencia, con la justicia y con la lucha contra la tortura. Sira surge como una respuesta a la realidad social. Nuestro trabajo se desarrolla por y para quienes sufren vulneraciones de derechos.

Trabajo en red y participación de las personas afectadas por la violencia, como una forma básica e imprescindible de relación, acompañamiento, trabajo y lucha para la transformación social.

Transculturalidad y universalidad del saber. Defendemos que el saber se articula en múltiples matrices culturales que deben ser potenciadas y respetadas por igual, armonizando la globalización del saber y evitando las formas de etnocentrismo y asimilación cultural. Además, consideramos que tenemos el deber de compartir nuestro saber y aprendizajes como parte de nuestra acción pedagógica.

Universalidad de la atención a cualquier persona víctima de vulneraciones de DDHH incluyendo tortura, independientemente de su posicionamiento político, clase social, poder adquisitivo, origen étnico, religión o cualquier otra condición personal.

Independencia. No estamos adscritas a los principios de ninguna estructura política o religiosa. Nuestros posicionamientos se tomarán de forma independiente a posibles presiones económicas o políticas.

Transparencia respecto a nuestras decisiones y modelo de gestión. Asumiendo la rendición de cuentas como un compromiso con las personas y grupos con los que trabajamos, así como con la sociedad en general.

Capacidad crítica  hacia nuestro trabajo y los contextos de violencia, comprometidas con el el deber impulsar análisis y prácticas críticas orientadas a la transformación de la realidad.

Cuidado. Como sabemos que la violencia provoca un impacto, apostamos por dinámicas de trabajo que fomenten el cuidado de los procesos.

Enfoques transversales

Psicosocial: Siguiendo los aprendizajes de la Psicología de la Liberación, planteamos nuestra actuación desde una mirada histórica, política y sistémica. Desde el análisis del contexto, con la participación de las personas afectadas y a través de metodologías de investigación participativa, priorizamos aquellas acciones que promuevan la transformación y sean motor de búsqueda de justicia y reparación.

Psicojurídico: Plantea acciones transversales de trabajo en equipo entre profesionales psicosociales y jurídicos, que buscan garantizar un enfoque de derechos en el acompañamiento terapéutico y un enfoque reparador durante los procedimientos jurídicos.

Transcultural: La población con la que trabajamos tiene bagajes culturales diversos. Apostamos por una organización diversa, formada para tener altos estándares de competencia cultural, con una visión deconstructiva del modelo de acompañamiento hegemónico occidental y con predisposición para la incorporación de otras propuestas para el desarrollo de propuestas metodológicas o de intervención. El abordaje transcultural exige la incorporación de un enfoque antirracista en nuestro trabajo.

Género: Atención específica a violencias machistas, sexuales y por orientación sexual. Enfoques metodológicos, de entrevista y terapéuticos con enfoque de género y específicos. Trabajo interno de la organización para la transversalización de medidas de prevención de situaciones de acoso y la promoción de la igualdad.

Derechos: El eje transversal de nuestro trabajo es facilitar el acceso y promover el cumplimiento de derechos. Sira trabaja con base en los derechos fundamentales, los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) poniendo especial énfasis en la lucha por la salud y el bienestar universal (3) género (5) la reducción de desigualdades (10) y la paz, justicia y desarrollo de instituciones sólidas (16).

Sira tiene como referencia los Estándares Globales de Rehabilitación del International Rehabilitation Council for Torture Victims (IRCT). Dentro de dichas directrices se destaca el compromiso por mantener la seguridad, el bienestar y la dignidad de las víctimas y el apoyo a sus familias. Facilitar el acceso a la información, la justicia y a los recursos necesarios para su rehabilitación sin coste ni discriminación. En compartir el conocimiento que se genera y la necesidad de documentar nuestro impacto vital.

Atención universal

Nuestro equipo ofrece su acompañamiento a las personas que lo necesiten, independientemente de dónde vengan, de su situación administrativa o de sus ingresos económicos.

Periciales

Desde su fundación en el año 2011, Sira ha elaborado más de 300 informes periciales como instrumentos de defensa y denuncia, hasta erigirse como un grupo de profesionales de referencia a nivel internacional.

Prensa

¿Te gustaría contactar con alguna de nuestras profesionales?

Puedes escribirnos a comunicacion@psicosocial.net

SERVICIOS

Sira es el acrónimo de “Sin Razón Aparente”, porque la violencia a veces es difícil de comprender y ponerle palabras

Muchas personas no encuentran una explicación a su sufrimiento y nuestro trabajo cuando llegan al centro es acompañar para buscar juntas el sentido de lo que les ocurre y recuperar las estrategias de afrontamiento para combatirlo.

Sira nace en el año 2011 como el área clínica del Grupo de Acción Comunitaria (GAC), una organización dedicada desde hace más de 20 años a la promoción de la Salud Mental y la defensa de los Derechos Humanos desde un enfoque psicosocial. Arrancamos con una red de profesionales, que desde distintas disciplinas sociales buscamos cómo garantizar procesos de acompañamiento integrales a personas afectadas por la violencia.

Sira continúa existiendo gracias a la colaboración incansable de decenas de profesionales. En Mayo de 2016, constitúyenos constituimos de manera independiente para garantizar nuestra neutralidad e imparcialidad como. El Centro Sira forma parte del International Rehabilitation Council for Torture Victims (IRCT), la Network of Rehabilitation Centers for Torture Victims (Euronet) y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT).